Dichosos riesgos

Se imaginan una vida sin riesgos? Sin retos. Sin aventuras. Sin nervios. Sin adrenalina. Siempre lo mismo. Cada día…

Saben? Un deseo no cambia nada, pero una decisión, lo cambia TODO.

Piel de sirena

Sabían que la piel es el órgano más grande del cuerpo humano? Cubre una superficie de casi 2 m2 y llega a pesar hasta 10 kg! Increíble verdad? Es nuestra barrera protectora frente al exterior y por eso es tan importante cuidarla.

Hoy quiero responder a muchas de las preguntas que me hacen a diario acerca de cómo protejo la piel de tanto cloro y qué uso para hidratarme bien. Ya saben que todo lo que les cuento por aquí es siempre porque de verdad lo utilizo, así que ahí van mis recomendaciones.

Despertar

Y que empiece el día sin importarte si es lunes o viernes. Sin rutina. Solo dejándote llevar…

Saben? Muchas veces me han preguntado por qué dejé el Equipo Nacional de Sincro si me apasiona y sigo entrenando. Así que les quiero confesar algo muy personal y que pocas personas saben.

Aprendiendo

Esta claro que este no ha sido mi mejor año, y bueno, sinceramente me atrevo a decir que quizás haya sido el más duro de mi vida.

Echo la vista atrás y lo primero que veo es mucho estrés. También lágrimas (algunas de esfuerzo y otras de tristeza). Cicatrices (en el corazón ), y muchísimo aprendizaje… Tanto…

Inspiración

Sé que hace muchas semanas que no escribo, pero es que durante estos últimos meses mi vida ha sido un caos. Entre viajes, entrenos, conferencias, eventos… no me veía con el tiempo posible para sentarme con tranquilidad a escribir.

Y la verdad es que sigo igual, pero me he obligado a hacer un huequito para contarles algo que por estas fechas igual les ayuda un poquito y les hace ilusión.

Mi gran salto

El post de hoy va sobre el momento en el que me llegó mi gran oportunidad. Ese momento en el que mi trayectoria deportiva tomó el rumbo que llevaba buscando tantísimos años. Un momento que supe aprovechar.

Compartiendo momentos

Dicen que la felicidad no es real sino se comparte, y la verdad es que le doy toda la razón a esa frase.

Hoy en les cuento la historia de un sorteo, pero no de cosas, sino de momentos, de un momento concreto: “la clase privada de aeroyoga” que se convirtió en un premio no sólo para personas a las que le tocó, sino también para mí. El premio a la ilusión compartida. 🙂