La Medalla

Cuántas veces me habrán preguntado que sentí en el podium la primera vez que gané una medalla Olímpica? Cuántas veces me habrán preguntado cómo viví ese momento?? Pues ahí va, aquí tienen mi regalo de Navidad. Un texto que escribí 3 días después de ganar la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, y que casualmente encontré limpiando mis discos duros.

Es un texto muy especial y muy emocionante para mí, que no recordaba que tenía, y  que escribí para un blog de un periódico en el que contaba mi experiencia durante los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Música, por favor!

La música te lleva a ese lugar mágico donde eres libre de ser y sentir. Es capaz de cambiar tu estado de ánimo en tan sólo unos segundos.

Para mí su falta en determinadas situaciones, podría equipararse a la falta de oxígeno. Es mi liberación. Me hace bailar, llorar, reir, recordar, sentir,…

Hoy les cuento el poder que la música tiene sobre mí, ayudándome a desconectar mi mente sin pensar en nada más, a entrenar, estudiar, concentrarme, animarme, motivarme, inspirarme,… En definitiva, a vivir mejor.

Creciendo cada día

El post de hoy es especial, bueno, espero que todos lo sean! 🙂 Pero este es diferente…

Mirando en mis discos duros antiguos encontré un montón de recuerdos y cosas muy chulas que me encantó volver a ver, entre ellas un texto que guardé con mucho mimo sin ni siquiera saber quién era su autor. Llegó a mi por causalidad, y qué bonita casualidad! 🙂

Envuelta en magia

La verdad es que hoy no sabía muy bien cómo comenzar este post para que no quedara en una “simple” exposición de imágenes, sino que, como en los otros post, se pudiera extraer un mensaje.

A veces las cosas más bonitas salen de ideas que surgen de repente, sin más. La sincro me ha enseñado a crear cosas de la nada, utilizando y exprimiendo la imaginación al máximo, y creyendo siempre que las ideas más locas o complicadas, de alguna manera u otra, se pueden hacer realidad. Yo creo que el cerebro de alguien que ha hecho mi deporte a tan alto nivel, va como una bicicleta en pendiente, no para de girar, a veces hasta me lo imagino echando humo. 🙂

Antes de ver el resultado de una sesión de fotos de cuento, quiero contaros cómo surgió el proceso de creación.

Al límite

Cuántas cosas nos perdemos por miedo a perder? Cuántas veces habremos dejado de hacer algo por miedo al fracaso, por miedo a no llegar, a no entrar en el Equipo, miedo a suspender algún examen, a no superar oposiciones, a no cumplir los objetivos en tu trabajo, a no conseguir algo por lo que tanto estás luchando,..? Cuántas veces nos habremos preguntado si podremos hacerlo. Cuántas! El mayor lastre que podemos tener es el miedo al fracaso.

El poder de la mente

Como dijo Henry Ford: “tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto”.

La mente juega un papel fundamental y determinante. Cuántas veces nos habremos preguntado si seremos capaces hacer algo? Cuántas veces habremos estado a punto de tirar la toalla? NADA QUE MEREZCA LA PENA, SERÁ FÁCIL y en el momento en el que te das cuenta de eso, consigues avanzar y superarte.

Hoy les quiero contar como el deporte me enseñó desde bien pequeña que siendo fuerte mentalmente, conseguiría llegar muy lejos.

Estudios o deporte?

Sobre este tema me han preguntado miles de veces, y yo siempre respondo lo mismo: “estudios o deporte no, ESTUDIOS Y DEPORTE!”

Aunque yo aún no me explico cómo he conseguido terminar mis dos Carreras Universitarias entrenando más de 8 horas diarias. Bueno, aunque igual si me pongo a recordar la cantidad de artimañas que he tenido que llevar a cabo para lograr compaginarlo todo, entonces sí. 😉

El entrenamiento invisible: la clave del éxito.

Tan importante como el entrenamiento físico intenso, es el entrenamiento invisible.

Pero qué es exactamente? Pues es aquel que haces bajo tu propia responsabilidad, sin el entrenador delante (por eso se llama así) y que comienza en el momento en el que terminas el entreno físico hasta el inicio del siguiente entrenamiento.

Nuestra mejora y progreso no se produce durante la actividad física intensa, sino justo en el momento en el que terminas y hasta que comienza el siguiente, es decir, durante el descanso.

La Spartan Race!

Hola linduras!

Hoy les cuento la brutal experiencia que fue para mi la Spartan Race!

Quizás porque fui a hacer la “Sprint”, la más fácil de las 3 que hay, pensé que no sería tan dura, pero la verdad es que sufrí como una campeona! 🙂